Anna Pávlova: Una bailarina inolvidable

No hay que negarlo: la cultura rusa es una de las mayores representantes del arte en todas sus formas y funciones, por lo que no es sorprendente que una mujer como Anna Pávlova sea uno de los mayores baluartes del ballet clásico, con un talento que aún resuena y retumba hasta nuestra época.

Nacida en San Petersburgo en 1882, tuvo una infancia dificultosa en Rusia debido a la mala economía que sufrían sus padres y el hecho de que ella había nacido con problemas de salud, haciéndola muy propensa a caer en enfermedades de manera repetida.

De todas maneras, Anna Pávlova pudo sobrevivir a estos momentos tan complicados y llevar una adolescencia más estable en otras ciudades, donde se vio encantada por el ballet gracias a su actuación en una obra de la Bella Durmiente.

Poco después de entrar en su adolescencia, comenzó una carrera en el mundo del ballet que la llevaría a la cúspide de la profesión y que le permitiría estar en ella por más de treinta años, hasta que muere en 1931 a los 49 años, en un momento en el que estaba en uno de los mejores puntos de su trayectoria.

Y no es complicado entender la razón de su éxito: si bien es cierto que Anna Pávlova transmitía una imagen un poco enferma y frágil, siempre había demostrado en el escenario una gracia, una calidad y una elegancia de movimientos que la posicionaron en un peldaño por encima del resto de su competencia.

Y, contrario a lo que podía ofrecer su imagen, el éxito de Anna Pávlova se debió al hecho de que su voluntad se supo imponer sobre sus debilidades físicas y trabajó extenuantemente durante sus siete años de preparación académica para volverse bailarina de ballet. Hizo ejercicios diarios de gran exigencia física para poder compensar los años de enfermedades, fragilidad y falta de resistencia en su cuerpo.

Anna Pávlova es uno de los más grandes ejemplos que podemos conseguir en la historia de Rusia en todo lo que a bastiones artísticos se refiere; es una dama que logró mucho, empezando desde un lugar lleno de pobreza y con una fragilidad física muy marcada. Pero a pesar de eso pudo convertirse en una brillante bailarina de ballet clásico y sorprender a toda Europa en sus exitosas giras por gran parte del continente.

Please follow and like us:
error
1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar